30 d’agost de 2007

Lectures d'estiu I. La legió blanca




L’estiu és un temps que aprofito per llegir, per gaudir amb calma els llibres que s’acumulen al llarg de l’hivern. Aniré repassant algunes de les lectures de muntanya d’aquest estiu en un seguit d’apunts, destacant-ne les més interessants, malgrat que ja avanço que enguany no n’hi ha hagut cap de destacable.

Temps era temps en aquest país existia una cosa que es deia servei militar, o simplement, la mili. Era un temps, de 12 a 18 mesos segons les èpoques, que tots els joves havien de dedicar a la « pàtria » i que consistia en anar destinat a alguna de les nombroses casernes que l’exèrcit « nacional » té arreu de l’estat espanyol. Els destins més temuts eren els africans (Ceuta i Melilla) i Canàries (per la distància a tornar a casa).

Era uns temps on s’aturava la vida, s’estroncava la joventut i tots els projectes vitals s’havien d’esperar a tenir la « blanca » a la butxaca per recuperar la llibertat. Si tot anava bé eren uns mesos d’absoluta pèrdua de temps, però segons el lloc i circumstàncies tot podia empitjorar notablement.

Entre la gent de muntanya eren cobejats les casernes prop dels Pirineus, ja que semblava que allí es podien fer activitats a la muntanya, travesses i esquí. La caserna de Vielha, de Jaca, de Candanchú, de Berga, eren destins que semblaven menys dolents per a tots aquells que estaven picats pel mal de la muntanya.

El 1984 un noi de divuit anys, l’Albert Arean, ingressa com a voluntari a la Companyia d’Esquiadors i Escaladors de Vielha, pensant que era el millor destí per acomplir amb les seves obligacions amb la pàtria i alhora estar prop de la muntanya. El que no sabia era que ingressava també en una unitat disciplinaria de l’exèrcit i en els divuit mesos de la seva estada seria sotmès a tota mena d’agressions físiques i psicològiques i hauria de conviure amb atracadors, violadors i assassins.

Vint anys després, amb la perspectiva que dóna la maduresa i la serenor del temps escolat, ha decidit escriure el diari d’aquella època a La legió blanca. Llibre dur, cru, colpidor, però fet sense rancúnia ni voluntat d’ajustar comptes, explica les seves experiències com a soldat, les relacions quasi d’esclavatge amb els veterans, les maniobres per les muntanyes de l’Aran, la vida a la caserna, l’absurditat d’un sistema que sembla dissenyat per Kafka, però del que en sap treure un profit. Com diu quan assoleix el seu llicènciament « ... igual que molts altres companys meus, jo vaig suar, plorar i sagnar durant la meva estada a la Legió Blanca. En aquests temps, vaig aprendre el significat de moltes paraules fina ara absents a la meva joventut, com la humiliació, el patiment, l’escarni, l’esgotament, la gana, la por, l’ànsia, la ràbia, la impotència, la intolerància, la bogeria, la delinqüència, la injustícia, el fred o el dolor.“

Però va saber superar aquella situació i « també és just dir que tot aquest ventall d’experiències m’ha ajudat a obrir els ulls en determinades qüestions i sobretot a clarificar determinades posicions. Aquí vaig aprendre que la vida és massa curta per malgastar-la perdent el temps odiant determinades persones. » És admirable com va saber donar la volta a moltes d’aquelles circumstàncies per madurar, per ser tolerant i flexible, per ser comprensiu amb la naturalesa humana. Agraeix que va adquirir valors com el caràcter, la dignitat, la noblesa, l’amistat, l’esperit del sacrifici. Valors que no es compren ni venen.

Aquest llibre podrà recordar a molts una etapa de la seva vida, mentre que pels més joves els acostarà a unes experiències difícils de comprendre si no s’han viscut.

La legió blanca (Col.Descoberta. Ed.Llibres de l’Index). Barcelona, 2006. 220 pàgs.


10 comentaris:

Anònim ha dit...

Cabo de la Torre, 5º/80. Cuando me incorporé a la cía. de Esquiadores Escaladores de Viella, era subdelagado de la Escuela de Arquitectos Tecnicos de la Universidad Politécnica de Madrid. Puedo asegurar que no ví en aquel lugar ni asesinos, ni violadores ni delincuentes. Compartí la DURA VIDA EN LA MONTAÑA, con jóvenes de distintas procedencias, clases sociales y educación. No fui voluntario, todo lo contrario lo hice obligado. PUEDE QUE ALGUNOS PENSARAN QUE AQUELLO ERA ESQUIAR GRATIS EN BAQUEIRA Y PASAR UNAS VACACIONES PAGADAS EN LA MONTAÑA, PERO EVIDENTEMENTE NO FUE ASÍ.
Hoy con 47 años, padre de familia con tres hijas y sin ningún divorcio a mis espaldas, todavía estoy orgulloso de haber pertenecido a la MEJOR UNIDAD DEL EJERCITO ESPAÑOL.
Un abrazo legionario a todos.

Anònim ha dit...

Lo que hay que hacer para tener un minuto de gloria. Escribir un panfleto plagado de lloriqueos.Fuiste voluntario y no tuviste la suficiente fuerza moral para asumir donde estabas y ahora, aver si ganamos unas pelas. YO TAMBIÉN ESTUVE EN VIELLA, 77 /78. Y no encontré ningún asesino, ni violador. No me cagué de miedo, ni tuve ansiedad. Las pasé canutas pero aprendí muchas cosas, entre otras,el compañerismo y el espíritu de sacrificio. Somos muchos, muchísimos, los que estamos orgullosos de haber pasado por la Cía. EE.

Anònim ha dit...

Hola compañeros soy Luis D.B.
Yo hice la mili en Viella en los años 70-71 y lo que se comenta en el libro de asesinos, violadores, y delincuentes,todo falso. un saludo para todos los E.E.de Viella

Anònim ha dit...

Lo que pasa es que siempre hay que darle un toque amarillo a las cosas para que se vendan, que si asesinos violadores etcc,, si no, que gracia tendria.

En viella mucho loco y "colgao" y mucho "fumao" pero de asesinos y violadores na de ná, y todos absolutamente todos unidos.

viva la compañia!

Anònim ha dit...

Hola a Todos:
Me parece desproporcionado el trato que nos da el autor a los que allí tuvimos la Suerte de ser destinados.Por las fechas fuí veterano suyo y carezco de ningún tipo de antecedente penal, ni siquiera un juicio, por lo cual no soy ningún asesino, violador ni nada que se le parezca.
La idea elitista de ESQUIAR GRATIS EN BAQUEIRA BERET no se corresponde con el titulo de su libro La Legión Blanca, a la cual me siento orgulloso de haber pertenecido y Servido.
Ser miembro de la Compañía de Esquiadores Escaladores de Viella tenía un precio y muchas personas Jamás llegaron a dar la talla.
LA LLAGA

Anònim ha dit...

Arean te has pasado 7 pueblos y más. Las cosas hay que pensarlas y tu sabías donde ivas , porqué lo tenías cerca y sabías lo que te iva a tocar. Pero mientras estuviste , cuando de permiso ivas a casa bien sabias decir que estoy en Viella¡¡.
Yo te tengo en muy buen concepto , de hecho compartimos ascensión fallida al Aneto en Invierno con el Sargento Ontiveros y durante el servico me pareciste muy sensato, pero chico esto tiene migas cómo decimos aquí en Andalucía.
Yo te animo a que te vengas el próximo año a la 2ª reunión de veteranos de viella y que veas gente de toda ESPAÑA hablar , bien y mal de su estancia , pero al final queda lo bueno. L o malo no lo queremos para nada y además seguro que en tu trabajo tienes a violadores , ladrones y asesinos que joden a los demás y atí mismo.
E n todo curso de nuestra vida tenemos alguien que nos humilla ó nos jode . Allí los más podridos de expediente estaban controlados y tú fuiste cabo 1ª, es decir tenías funciones de suboficial y el contacto con los más rebeldes no te llegaba muy de cerca.
Respeto tu libro y que lo escribas en catalán , pero no cuentes cosas que no son así. Por cierto qué curioso que hayamos asistido al 1º encuentro de Veteranos de la Compañía un gran número de gente del resto de España y de Cataluña apenas unos pocos. Los que estuvimos allí no hemos parado de exaltar la belleza del Valle de Arán , de Lleida , de Cataluña y de la gente tan estupenda que había y hay. Hombre , escribir esta novela de terror no ha sido de lo mejor que has hecho.
Espero te vaya bien y entiendas mi comentario, te deseo lo mejor. Uno que hizo la mili contigo¡¡¡

Anònim ha dit...

Aeran : Yo fui a la compañia , forzoso , lo que tu cuentas , parece sacado de la legion de los condenados de Sven Hassel , me parece sino correcto , aceptable , que te tomes la " licencia poetica . Loque no me parece tan correcto , es que no cuentes la verdad . Yo soy agricultor , y a mi y a todos los que hicimos el servicio militar , nos " jodio un año " pero si la ¡patria es de todos que la sirva hasta el gato . Yo llegue en el 79 , asi que en teoria , seria mas duro que cuando estabas tu , hice la " mili " y como Cinciniano volvi al arado , pero siempre estuve , estoy y estare orgulloso de haber hecho mi servicio militar en Viella .

jaimervx@yahoo.es ha dit...

Yáñez 83-84
Hola estuve en la compañía en el 83-84. Me gustaría poder leer el libro; tendría que ser una edición en Castellano, no se Catalán. Alguien puede ayudarme a conseguirlo?
Gracias

Anònim ha dit...

Estuve en la Cia EE de Viella en 1974-1975. Ninguno de mis compañeros (con los que aún tengo relación era asesino, violador ni delincuente). Fue duro, pero éramos una compañía especial que teníamos que entrenarnos y adaptarnos a condiciones fuera de lo común. Tuvo sus cosas positivas. Tu quizás no lo viviste igual, o ni siquiera es cierto que estuvieras allí.

Anònim ha dit...

Por cierto, Saludos a todos mis compañeros 1974-1975 que se reunieron hace unos días en una fabulosa calçotada a la que no pude asistir por no tener con quien dejar a mis hijos. Soy Alcántara. Abrazos para todos.